novedades·reseñas

La rebelión de las máquinas

Todo empezó sin que nos diéramos cuenta. De hecho, al principio fue divertido. Un robo-bicho, jajaja, mira qué gracioso, mira cómo gira sobre el parqué. Veíamos a los niños felices y nosotros lo fuimos también.

Hubo quien nos advirtió: no sabéis con lo que estáis jugando. No les hicimos caso: ¡era tan divertido!

Ya no hay vuelta atrás. Poco a poco, se han hecho con el control. Empezaron haciéndose con una ficha o dos, inadvertidos. Eran simples e inofensivos. Algunos eran educativos y nuestros hijos aprendían mucho con ellos. Qué orgullo sentíamos. Pero enseguida dejaron de conformarse con eso.

Son listos, son rápidos, su energía parece  inagotable… Los robots han tomado posiciones y no quieren negociar. Sus cañones apuntan hacia nuestras oficinas, por las noches sobrevuelan nuestras casas para no dejarnos dormir. Nos acosan por mar y también por tierra.

No sé cuánto aguantaremos, no tenemos esperanzas.

robosapiens

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s